PREGUNTAS FRECUENTES

La luz solar que vemos todos los días corresponde a la radiación solar que llega a la superficie terrestre con longitudes de onda que varían entre 400 y 700 nm. Del sol también nos llegan fotones con otras longitudes de onda que no podemos ver, pero si sentir y a los que también estamos expuestos. Una de estas fracciones corresponde a la Radiación Ultravioleta UV.

La UV presenta longitudes de onda menores a 400 nm, y se puede subdividir en 4 intervalos (Cabrera, 2005) (Zaratti, 2003):

  • UV-A, produce envejecimiento (aging, 315 - 400nm)
  • UV-B, produce quemadura (burning, 280 - 315 nm)
  • UV-C, denominada también como fracción cósmica (cosmic, 200 - 280 nm)
  • UV-vacío, que se propaga esencialmente en el vacío del espacio (vacum, menor a 200 nm)

Los niveles de UV que llegan a la superficie terrestre comprenden principalmente a la fracción UV-A y en menor escala, la UV-B (WHO, 2002).

A pesar de pertenecer a una banda muy estrecha, la UV-B es fundamental para la vida. Sin embargo, cuando las dosis de exposición son excesivas, la UV-B puede provocar daños a la piel, la vista y el sistema inmunológico. La mayor parte de la UV-B es absorbida por el ozono estratosférico.

La UV-C, la banda más peligrosa para la salud, es absorbida completamente por el ozono, vapor de agua, oxígeno y dióxido de carbono. No llega a la superficie terrestre.

La exposición excesiva a la radiación UV puede generar efectos sobre la salud como quemaduras, envejecimiento y cáncer de piel, o cataratas en los ojos. Por ello, desde hace varios años hay la preocupación por determinar los niveles de UV en superficie y el tiempo de exposición de la población.

A fin de alertar a la población sobre la necesidad de adoptar medidas de protección, la Organización Mundial de la Salud OMS define el Índice UV (IUV), mediante una escala de valores crecientes. El IUV varía entre 0 y 20 o aún más.

Fototipo Características físicas Suceptibilidad a quemaduras Habilidad para broncearse Clase de individuo
I Piel muy blanca cabello rojo y ojos azules Siempre se quema No se broncea Melano - comprometido
II Piel blanca, cabellos rubios a castaño claro, ojos azules o verdes Alta Ligero bronceado Melano - comprometido
III Piel normal, cabellos rubio oscuro a castaño, ojos grises a marrones Moderada Bronceado intermedio Melano - competente
IV Piel morena, cabello y ojos oscuros Baja Bronceado oscuro Melano - competente
V Piel, cabello y ojos oscuros Muy baja Piel natural marrón Melano- protegido
VI Piel, cabello y ojos negros Extremadamente baja Piel natural negra Melano - protegido

Desde agosto de 2009, la Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Quito registra los niveles de Radiación Ultravioleta UV, por medio de sensor (marca Biospherical Instruments INC. Modelo GUV-2511).

De acuerdo a los registros del período agosto - diciembre del 2009, el 66% de los días presentaron valores del IUV iguales o mayores a 11; y el 16%, valores del IUV iguales o mayores a 16, corroborando lo aseverado por el Instituto de Física de Rosario y por la Fundación Ecuatoriana de Psoriasis, en cuanto a la mayor intensidad de la radiación en nuestra región.